Pistol whipped

El único hombre que apoya a Matt esta casado con su ex-mujer y tiene la custodia legal de su hija. Y lo que es peor, la adicción a la bebida y al juego de Matt no hacen mas que estropear sus intentos por ser un buen padre. Matt tiene la oportunidad de empezar de nuevo cuando un desconocido paga todas sus deudas de juego. Sin embargo, a cambio debe prestarle total lealtad y emplear sus habilidades para matar a los criminales más peligrosos de la ciudad. Matt debe aprender los códigos del mundo del crimen y lidiar con su papel como matón a sueldo. Pronto se da cuenta de que hay mucho más de lo que ven sus ojos.